Estudio electromiográfico de los fascículos superficiales del músculo cuádriceps en los movimientos de la articulación de la rodilla.

Por Phisiobasic
En febrero 20, 2017
786 Vistas
art-09-main

Electromiografía de superficie aplicado en fascículos superficiales del musculo cuádriceps en los movimientos de la articulación de la rodilla.

Autor: 

CRESPO ABELLEIRA, A. J., JORGE BARREIRO, F. J., CASTAÑO OREJA, M. T., RODRIGUEZ COBOS, M. A. y FUENTES BOQUETE, I.

Fuente de referencia Bibliografica:

  1. http://www.elsevier.es/es-revista-rehabilitacion-120-articulo-estudio-electromiografico-los-fasciculos-superficiales-13004916

Resumen

La actividad diferencial de los distintos fascículos del músculo cuádriceps en los movimientos de la rodilla es ampliamente discutida. Los primeros estudios electrofisiológicos que encontramos datan de 1866, cuando Duchenne apuntó las funciones del músculo cuádriceps mediante la utilización de faradizaciones locales. Wheatly y Jahnke, mediante estudios electromiográficos, señalaron que el fascículo recto anterior inicia la extensión de la articulación de la rodilla mientras que los fascículos vasto externo e interno presentan su mayor actividad al final del movimiento. Brewerton, observó que el vasto interno se activa durante toda la fase de extensión de la rodilla. Desde entonces varios estudios electromiográficos indicaron que los fascículos vastos externo e interno se activaban simultáneamente durante la extensión. Basmajian y Duarte, observaron que la contracción simultánea de los vastos desaparecía cuando se producía una subluxación de la rótula, predominando la actividad de un vasto sobre el otro. En los postoperatorios exitosos esta sinergia en las actividades de ambos vastos vuelve a restablecerse.

En la actualidad (16-19) se apunta una mayor activación del músculo en la posición de cuclillas en comparación con los movimientos de flexo-extensión o en el mantenimiento de la posición, así como la participación conjunta de ambos vastos en el incremento de la actividad muscular.

MATERIAL Y MÉTODOS

Exploramos 50 voluntarios (22 mujeres y 28 hombres), con edades comprendidas entre los 22 y 56 años.

Para la recogida de los potenciales de acción muscular utilizamos electrodos de superficie, debido a su fácil e indolora aplicación. Con ellos se obtienen trazados provenientes de amplias zonas musculares, no siendo inconveniente para las exploraciones de este músculo por su amplia y diferenciada masa muscular, lo que no nos desvirtúa los resultados obtenidos en los registros.

Los movimientos estudiados los mostramos en la figura 1. En una primera fase los sujetos sentados con los miembros inferiores en flexión de 90º, sin apoyarse en el suelo, realizan los siguientes movimientos: a) extensión de la pierna hasta los 180º; b) retorno a la posición de partida, realizando este movimiento lentamente; c) rotación externa de la rodilla, llevando la punta del pie hacia afuera; d) rotación interna de la rodilla llevando la punta del pie hacia adentro.

art-09-0

Fig. 1.–Esquemas gráficos de los distintos movimientos: a) extensión, b) flexión, c) y d) rotaciones, h) posición anatómica,i) flexión y j) cuclillas.

RESULTADOS

Realizamos la suma absoluta, en todos los voluntarios, de los grados de actividad muscular en cada fascículo muscular durante cada fase en los distintos movimientos (tabla 2). Valoramos con cero todos los datos negativos y asignamos un punto a cada una de las cruces obtenidas en cada fase del movimiento.

TABLA 2. Suma absoluta de los valores EMG obtenidos en los parámetros analizados.
Movimientos Músculos
Vastus medialis Rectus femoris Vastus lateralis
Posición sentado Extensión 30 70 130 35 80 135 25 65 140
Flexión 95 40 0 95 45 0 95 30 15
Extensión contrarresistencia 40 95 150 70 95 150 50 100 145
Rotación externa 0 10 25 20 35 55 10 40 50
Rotación interna 15 30 50 10 5 30 10 10 25
Rotación externa contrarresistencia 0 5 35 25 70 75 25 40 85
Rotación interna contrarresistencia 20 40 60 5 25 40 25 15 30
De pie Posición anatómica 30 5 0 45 5 0 35 0 0
Flexión 45 45 45 25 20 20 15 10 5
Cuclillas 75 120 145 65 95 145 80 105 140

Lo más significativo de los datos obtenidos en nuestros resultados podemos resumirlos así:

En el movimiento de extensión de la rodilla (Fig. 2), tanto si se realiza contra gravedad como contra resistencia, en el inicio del movimiento (1ª fase) el fascículo que se activa es principalmente el recto anterior, haciéndolo más intensamente cuando se realiza contra resistencia. Durante las fases 2ª y 3ª los tres componentes del músculo muestran una intensa actividad.

art-09-1

Fig. 2.–EMG de los tres componentes del músculo cuádriceps, durante las fases del movimiento de extensión contrarresistencia.VI: vasto interno. RA: recto anterior. VE: vasto externo. Calibración: 200 µ*.

En el movimiento de flexión (Fig. 3), partiendo de la extensión a 180º, la actividad en los tres fascículos del músculo va disminuyendo desde el inicio al final, donde prácticamente no hay actividad muscular. La actividad inicial registrada en este movimiento se debe a que el músculo actúa como antagonista evitando la caída brusca de la pierna por el efecto de la gravedad.

art-09-2

Fig. 3.–EMG de los tres componentes del músculo cuádriceps en la 1ª y 3ª fase del movimiento de flexión. VI: vasto interno.RA: recto anterior. VE: vasto externo. Calibración: 200 µ*.

En los movimientos de rotación de la rodilla (Fig. 4) obtuvimos escasa actividad electromiográfica. En la rotación externa la actividad más manifiesta es en la última fase del movimiento desarrollada principalmente por el recto anterior y el vasto externo. En la rotación interna la máxima actividad la registramos, asimismo, al final del movimiento, participando, sobre todo, el vasto interno.

art-09-3

Fig. 4.–EMG de los tres componentes del músculo cuádriceps en la 1ª y 3ª fase del movimiento de rotación externa y la 3ª fase de la rotación interna. VI: vasto interno. RA: rectoanterior. VE: vasto externo. Calibración: 200 µ*.

En la posición anatómica (Fig. 5) existe ligera actividad muscular al inicio de la posición en los tres fascículos a estudio del músculo. Esos registros eléctricos desaparecen enseguida.

art-09-4

Fig. 5.–EMG de los tres componentes del músculo cuádriceps en la posición anatómica. VI: vasto interno. RA: recto anterior.VE: vasto externo. Calibración: 200 µ*.

En cuclillas (Fig. 6) partiendo de la posición anatómica, registramos una intensa actividad en los tres fascículos del músculo, desde el inicio del movimiento hasta la total flexión de las rodillas, aunque apreciamos un ligero retraso en la activación muscular del recto anterior al comenzar el movimiento.

art-09-5

Fig. 6.–EMG de los tres componentes del músculo cuádriceps en la 1ª y 3ª fase de cuclillas. VI: vasto interno. RA: recto anterior. VE: vasto externo. Calibración: 200 µ*.

articulo_9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cochabamba Oficina central - Phisiobasic
  • Av. América Nº 360, casi Santa Cruz, Edificio Torre Norte Piso 4.
  • +591 4 4799590 – 4 4799458 - 4 4240507
La Paz Oficina comercial - Phisiobasic
  • Av. 6 de Agosto N° 2455, Casi Pedro Salazar, Edificio Hilda, Piso 4 Of. 403
  • +591 2 2911899 – 2 2440545
Santa Cruz - Phisiobasic
  • Av. Sirari N32 esquina los Flamboyanos. (Tercer anillo externo, frente jardín de Asia)
  • 3252098 – 78302311